La Rockabilera del Sur: “Hoy el rockabilly es algo nuevo”.

19 Sep

Un día después de escuchar la muy entretenida charla de Alfredo Rosso repasando los orígenes del rock and roll, volvimos a darnos una vuelta por el Cineclub Municipal en la semana “Elvis para Todos”, esta vez para ver en vivo a la Rockabilera del Sur. El primer show en Córdoba de la banda oriunda de Monte Grande (provincia de Buenos Aires) se había postergado para la noche siguiente, en una fecha conjunta con The Chicken Faces, los exponentes cordobeses del género.

Aprovechamos que Cucho (guitarra/voz), Aníbal (contrabajo) y Ricky (batería) estaban charlando en una de las mesas, para entrevistarlos. Luego la charla derivó en un acústico improvisado, que se puede ver en el video resumen.

-Cuéntenme un poco cómo se formaron, y en qué momento está la banda ahora.

-La banda se forma por allá por el 2002. En 2003 sale el primer disco. Ya veníamos de otra banda de rockabilly: Crazy Cats. Ahora estamos haciendo rockabilly trio, y acabamos de terminar de grabar el último material hace casi una semana. Llevamos cinco discos. Venimos de encuentros de motos, de rockerías, laburando y cuando se da, se da: grabamos. Sinceramente cuando tenemos un tiempo entre los tres; por lo general no coordinamos mucho el tema. Y entramos al estudio sin saber lo que vamos a hacer, siempre. Eso es lo que tenemos de raro: entramos al estudio sin saber lo que vamos a grabar.

-¿Tienen estudio propio?

-En realidad para este disco alquilamos un estudio vacío, pelado. O sea una sala acustizada, y nosotros movimos nuestro equipamiento. Tenemos consola, tenemos todos nuestros equipos para grabar, pero alquilamos un lugar vacío, el espacio físico.

-¿Antes tocaban otros estilos?

Cucho: -Yo tocaba en una banda al principio, cuando tenía no sé, 17 años, que hacía covers de los Beatles, pero de la época de La Caverna. Más rock and roll. O sea que básicamente, muy primitivo. Y después por lo del rockabilly, el mismo género nos fue llevando.

Anibal: -Él [Ricky] también venía de otra banda que hacía country rock.

Ricky: -Tocaba el bajo en otra banda, y cuando me fui pegamos onda con los chicos porque yo ya los venía viendo.

Anibal: -Nos salvó en un par de recitales. El batero se complicó, estábamos los dos, estaba Ricky Campos. “¿Te tocás un temita, dos, tres? Uh, salió una fecha Ricky, ¿podés venir a tocar? Hola Ricky, salió otra fecha, ¿podés venir?” Se nos pegó y acá lo tenemos.

Ricky: -Y ahora no se pueden librar de mí.

-¿Se considera una banda purista en el género? ¿Por ejemplo, el psychobilly no les gusta?

Cucho: -Conservadora más que purista. Nada de eso. Más ’50. O sea ni el psycho o lo que se podría decir “rockabilly ’80”, muy Stray Cats, esa onda, no. De lo que se escucha actualmente a mí me rompe la cabeza Darrel Higham. Y no estamos hablando de un rockabilly de los ’50. Estamos hablando de algo actual. Lo he visto tocar con Jeff Beck que también me rompe la cabeza. Yo trato de llegar a ser lo que fue Scottie Moore, el guitarrista de Elvis Presley. Me acostumbre mal, quizás a tocar con el estilo de él como guitarrista. Scottie Moore me encanta como toca. Y después lo que hace Darrell Higham con The Enforcers, en conjunto como banda, también.

-En cuanto al tema “La última copa”: ¿cómo es hacer un tema en español, un tango, cómo lo convierten en rockabilly, cómo llegan hasta ahí?

Aníbal: -Mates de por medio llegamos hasta ahí. Una noche ya la habíamos cantado en tango. La habíamos sanateado.

Cucho: -La movida fue hablando de cómo habíamos obviamente empezado a incursionar en el instrumento que toca cada uno. Y yo aprendí a tocar la guitarra con folklore, con las cosas que aprendés siempre… con tangos. Y me dicen “¿ah te acordas de algún tango?” Sí. Y bueno, salió el tango ese pero cantándolo como tango. Y después le di un poquitito de swing, sin joder obviamente ni notas, ni alterar la letra, ni alterar tiempos. No quisimos joder al autor. Porque el trabajo del autor es el trabajo del autor. Punto. Entonces queríamos respetar eso. Y le dimos un poquitito más de tiempo, se podría decir. Acelerarla un poquitito más, darle un poquitito más de dinámica, swinguearlo un poquitito más. Y quedó eso.  Quedó “La última copa”.

Aníbal: -En realidad porque él también, hoy en día, lo único que toca es rockabilly. Por ahí nosotros tocamos otros estilos. Y entonces él si quiere agarrar cualquier tema y lo quiere meter rockabilly, lo va a tocar porque le brota solo. No es que lo tiene que pasar y tiene que estudiar cómo hacerlo. Le fluye una cosa natural.

-Eso les iba a preguntar, ¿quién es el más fanático de todos, el que se toma el rockabilly como estilo de vida?

Aníbal: -Claro, él por ejemplo no se peina el jopo para venir a tocar. (risas)

Cucho: -Yo me levanto un lunes a la mañana y te salgo a atender así. Yo voy a comprar al almacén así. Hay un paraguayo en el almacén que me mira y dice: “¿Y este loco de dónde salió?”.

-¿Cómo llegaron a aparecer en la película Vikingo?

http://www.vikingolapelicula.com.ar/

Cucho: -Yo estuve con los Viejos Espíritus, con una agrupación motociclista hasta hace cosa de 2 ó 3 años atrás. Me fui por una cuestión de que tenía que cumplir obligaciones con el club y obligaciones con la Rockabilera. Salió esa movida que cumplían 10 años en la sede, y nos llaman para tocar. Lo que nosotros no teníamos en cuenta es que se iba a estar filmando una película ese día. No teníamos ni idea. Ni idea. Sabíamos que iba a venir un loco que quería filmar. No sabíamos que era a ese nivel la movida.

Justo habíamos delirado el tema “La última copa” en la casa de Aníbal. Ese día a la tarde. “Vamos a hacerlo para la gente que está acá”. Estaban filmando con cámaras muy grandes, con reflectores, con microfonistas. Terminamos de tocar “La última copa”, fue un aplauso grande de la gente y se acerca el director de la película [José Campusano] y dice: “Loco, ¿podés repetir ese tema?”. “¿Qué tema?”, le digo. “Ese que acaban de hacer”.

Aníbal: -Y nos miramos: “¿cómo lo hicimos?” (risas).

Cucho: -“Vamos a hacerlo de vuelta, si sale sale”, le digo. Lo terminamos de hacer de vuelta y dice: “¿Lo tienen grabado al tema?” “No, que lo vamos a tener grabado si lo sacamos hoy a la tarde” “¿Y si la productora paga la grabación del tema y lo graban? Obviamente lo vamos a usar para la película”.

Aníbal: -Lo gracioso fue que le tuvimos que pedir la filmación para ver cómo habíamos tocado el tema ese día, para después insertar el audio.

-¿Qué piensan de este fenómeno que hay en nuestro país de bandas vintage: garaje, surf, rockabilly?

Cucho: -Hay bandas que ya vienen desde hace tiempo. Historia del Crimen con Flavio Casanova, Motorama… Hay una banda que también me sorprendió y me gustó mucho cuando salieron, que fueron los chicos de Los Primitivos. Es un trío bien country. Tocamos juntos en el cumpleaños de Sam. Muy buena gente. Después tenemos onda con los Buffalo Billys, también.

Aníbal: -Lo que notamos también es que hay una movida rockabilly, pero no es tan tradicional o como decíamos, más purista o más conservadora, sino que suenan todos más ’80. Y de ’80 hacia adelante. Más allá de que siempre meten clásicos ’50, el sonido de ellos hoy en día, la forma de componer es más moderna.

-¿Creen que la escena va a crecer?

Cucho: -Totalmente. Se viene el vintage de vuelta. El rockabilly para hoy es nuevo. Vamos a volver a sacarlo de vuelta y decir: “Chau, mirá lo que tenía papá guardado en el ropero”.

Ricky: -Eso es muy cierto. Es toda una cadena. Rockabilly: sonido tradicional. ¿De dónde viene? De los vinilos. Los vinilos van a seguir saliendo. Es más, hay gente como yo y otros locos más en Buenos Aires, que juntamos vinilos de rock.

Aníbal: -Ya mañana vamos a testear una feria por acá a ver si hay algo. Vamos a ir a la Belgrano.

Ricky: -Mientras eso, que es lo fundamental, que son las raíces, no decaiga, siempre va a haber. Cada vez va a haber más y se va a expandir cada vez más. Por suerte tenemos internet y todas esas cosas.

Cucho: -Tenemos un amigo que tiene más de mil quinientos discos de vinilo originales de los ’50. O sea vos vas a la casa y el chabón no te saca CDs ni mp3. Saca los vinilos con las tapas originales, impecables.

Ricky: -Con una linda, hermosa bandejita para escuchar. Una Technics 1200. Tiene estabilidad y es muy buena.

Cucho: -La otra vez fui a lo de Pecos y me puso un disco de los Jets…

Ricky: -Pecos es un tipo que está medio enfermo, pobrecito.

Cucho: -Mirá hasta dónde apostamos. Hace como un año atrás, le digo a Aníbal: “Listo, vamos a buscar el sonido de la banda, a lo que queremos llegar, que suene a ‘50s”. Queremos una banda en vivo de los años ’50 ahí arriba. Compramos un equipo valvular, un Hot Rod, un Fender de los años ’50. Compramos una Gretsch Custom de los años ’50; es la que usa Stray Cats. Compramos la misma. Micrófono Shure 55, el clásico. O sea tratamos, más que nada, que vos en frente del escenario escuches lo que se escuchaba en los ’50. Viví la banda como se la vivía en aquella época, no vivas una banda de hoy.

@Entrevista: Silvina Tuninetti / Texto y Video: Lepo. / Fotos: Sil Tuninetti y Jimena Rearte.

Anuncios

Una respuesta to “La Rockabilera del Sur: “Hoy el rockabilly es algo nuevo”.”

  1. tio billy 2 octubre, 2011 a 16:00 #

    un custom??? no existe tal cosa caradura ai es una electromatic 5120 la de setzer es una 6120 u hay unos miles de dolares dif !!!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: