Andrea Prodan: el punk del ’77 en primera persona

19 Jul

Texto: Lepo para RadioValvular y Clashland.

Andrea Prodan se instaló definitivamente en Argentina en los ’90, vive en el interior de Córdoba, tiene una banda en Buenos Aires (Romapagana) y también sale a tocar como solista en un show muy recomendable, que incluye fotos y anécdotas familiares entre tema y tema.

10906071_10154002053138242_281495484588537899_n

Andrea es una persona muy humilde y accesible para charlar. Estuvo en el bar La Casona de Arroyito el 9 de mayo, y en la previa de su presentación nos llenó de anécdotas. Una en particular me recordó a algo que había leído: un show de The Clash en un teatro londinense, donde el público destruyó 200 asientos. Antes del punk, no se acostumbraba ver a las bandas de pie. Al regresar a mi casa y buscar en mis archivos me di con que esa anécdota había sucedido exactamente 38 años antes, el 9 de mayo de 1977.

Pueden encontrar muchas entrevistas donde Andrea cuenta historias de su carrera internacional como actor, y (por supuesto) de su hermano Luca. Pero hoy nos enfocamos en Andrea como testigo presencial de los primeros años punk. Al verlo en vivo uno nota que esas vivencias emanan en su actitud escénica. Esta nota incluye recortes de diarios de esa época, que él pegó en un viejo cuaderno.

¿Dónde estabas y qué edad tenías en el ’76/’77, cuando brotó el punk en Inglaterra?

-Yo estaba internado en King’s School, Canterbury. 700 chabones y 12 minas (!) en pilcha de otro siglo. En el ’76 escuché The Sex Pistols y The Clash. Mi sangre empezó a hervir. Alguien me “presentó” al único otro fan del neo-género en la escuela, Steve. Juntos procedimos a destruir su cuartito escuchando “New Rose” de The Damned. Punición corpórea y multa. Valió la pena.

Internado King’s School, Canterbury (sur de Inglaterra)

 
-En Arroyito nos contaste la anécdota de tu primer show punk, al cual te llevó Luca. Nos gustaría que la cuentes de nuevo para nuestros lectores.
-No sé si era el primero, pero era, según mi memoria, el primer show importante de The Clash, en el Rainbow Theatre de Londres. Me consiguió entradas y fuimos… juntos. Al llegar me sentí incómodo ya que muchos en el hall de espera estaban re “producidos” y yo iba de remera y jeans con viejos zapatos. Luca tenía ropa rota y pelo largo, con anteojos tipo Lennon. “No seas boludo”, me dijo. “Vos y yo somos 10 veces más punk que esta manga de nenes de papá que durante la semana trabajan de oficinistas y el sábado pasan todo el día produciéndose”, y me puso 2 anfetaminas en la mano. Sólo comí una. Gracias a dios.
Punks afuera del Rainbow Theatre, el 9 de mayo del '77.

Punks afuera del Rainbow Theatre, el 9 de mayo del ’77.

 
Pogueé desde Richard Hell a través de Sham 69 y por todo el show de The Clash…¡SIN PARAR! ¿Luca? Fue al baño para inyectarse de heroína. Volvió, se tiró en el piso y… se durmió. Ni vio a The Clash. Lo tuve que despertar al final. Estaba lleno de cortes y moretones ya que yo y otros le habíamos pogueado encima por una hora y pico.
the clash rainbow theatre 1977
clash rainbow theatre london

Los Clash en el Rainbow Theatre, antes de la debacle.

El show arrancó con “London’s Burning”. La tensión era tan grande que volaban asientos, de estos de lujo, de viejo cine-teatro. Uno le pegó en la cabeza a Strummer. El chabón se levantó. Paró el tema, y como buen guerrero, arracó otra vez, cambiando la letra: “LONDON’S FREEZING!!!” [¡Londres se congela!] gritó. Y desde este momento me conquistó… alma y corazón.
 

La gente revoleando asientos

Los Clash tocando y los pedazos de asiento tirados sobre el escenario.

 
Una filmación de esa noche
 
-¿A partir de ahí cuál fue tu relación con el punk en tu vida?
-El punk en sí duró poco. Pasó a ser un maravilloso recuerdo, por lo menos para los que, como yo, lo vimos nacer. Pronto los Pistols demostraron ser payasos. Los Clash se volcaron al exitismo estilo USA. Las discográficas se ocuparon de matar, prostituir, al espíritu inicial. Pero el recuerdo vivo de esta energía pura y de esta desesperada necesidad de decir, gritar, la verdad, se hundió en mi ser. Hoy, muchos años después, y con mi banda, en Argentina, revivo esta esencia…siempre viva en mí.
 
El Cuaderno de Andrea
1044730_10204250754661370_7002795912289445215_n 11140143_10204250756621419_5951529330311699018_n 11204421_10204249788317212_1561597016058818046_n 11225726_10204249796157408_3117753667982218497_n 11403354_10204250036403414_1902256038864275915_n 11755263_10204249777676946_447749994414809458_n 11755775_10204249791237285_7292545784347657773_n
11707560_10204252881874549_6751799510280572879_n
-También nos contaste que Luca trabajaba para la discográfica Virgin. ¿A quiénes llegó a conocer?
-Él conoció a muchísimos que pasaron a ser “famosos” y a otros que no, pero que vivieron el momento más groso de la última era del gran rock. Gordon Sumner (“Sting”), y Stu Copeland [de The Police]. Andy Partridge [de XTC], Hammill [de Van der Graaf Generator], Sid Vicious [de Sex Pistols], los Slaughter & The Dogs, muchos más, le pedían [preguntaban] cuántos discos vendían, y qué novedades musicales escuchar. Luca era un faro en cuanto a reconocer, al toque, algo muy bueno, distinto, valioso.
 
-El bajista de una de mis bandas me contó que los Clash le gustaron porque eran “parecidos a Sumo”. Si bien en todo caso fue al revés por una cuestión cronológica, ¿en qué aspectos creés que ambas bandas se parecían?
-No sé. No me parece mucho…puede ser. Cada banda tenía un poeta y un pensador profundo a su mando. Cada banda se anclaba bastante a un bajo muy presente. Dos cosmopolitas…Luca y Joe. Y pensar que los dos murieron un 22 de diciembre.
 
-¿Cómo llegaste a grabar con The Crabs Corporation para los compilados Clash Goes Jamaican y Combat Cancer? ¿Te gusta grabar versiones?
-Me contactaron. Sabían de mi pasado en Inglaterra. Fue fantástico conectar con ellos, mas jóvenes que yo, con mucho feel para el reggae-punk. Eligieron un tema raro. Me copé mucho. Había grabado una versión de “Police & Thieves” con los Bela Lugosi. No es algo que hago seguido. Lo de The Crabs tuvo repercusión mundial. Gustó mucho.
 
 
-¿En qué anda Romapagana? Sabemos que vivís lejos del resto de los integrantes: ¿cómo es el proceso de composición, ensayos, etc?
ROMAPAGANA es una buenísima simbiosis. Christian “Pistón” Fernandez entró a tocar bata con solo 14 años de edad. Su hermano es nuestro poderoso bajista. El “Rojo” y yo nos ocupamos de las guitarras: yo corto, él dibuja. Somos casi indistructibles…Guerreros. Mi salida de Buenos Aires ha cambiado cero o nada a la hora de tocar. Hasta estamos más enfocados, secos, a la hora de tocar. Lo de forjar nuevo material es un reto…y estamos en esto.
 
 
-Hace poco posteaste en Facebook que ibas a empezar a publicar grabaciones tuyas con Luca; contanos un poco más.
CASA PRODAN es el nombre que eligí para este nuevo canal en Youtube. Ya he subido temas o versiones inéditos de Luca. Cosas muy lindas, creo.
También todo el disco de ROMAPAGANA, ya que no se consigue más. Pronto iré subiendo videos, rarezas…tipo: cómo grabé Viva Voce, mi disco hecho sólo con mis voces… y otras cosas. Es una manera para compartir alegrías gratis con cierto tipo de personas. Las que no creen que todo es Musimundo o Wallmart.

@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@@

Muchas gracias, Andrea!!!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: