Steve Diggle: “No quiero que los Buzzcocks mueran”

25 Jun

Por James McMahon, para NME.com – 17 de junio de 2019. Traducción: Lepo para RadioValvular.

Steve Diggle con los Buzzcocks en Manchester, 2018

El año pasado, cuando falleció Pete Shelley de un ataque cardiaco a los 63 años, parecía el final de la trayectoria de 40 años de los Buzzcocks, la banda punk británica más melódica, más sentimental y más interesante. El compositor y guitarrista sobreviviente, Steve Diggle, tuvo otras ideas.

-Creo que es el próximo capítulo de la banda -dice, antes de la participación estelar del grupo en el Royal Albert Hall-. No creo que nuestra historia esté ni cerca de terminar todavía -dice-. No creo que Pete quisiera eso.

La presentación en el Royal Albert Hall, agendada mucho antes del fallecimiento de Shelley, ahora será una especie de homenaje al compositor de Manchester, con nombres invitados (Thurston Moore de Sonic Youth, Tim Burgess de los Charlatans, Dave Vanian y Captain Sensible de los Damned) subiendo al escenario a cantar las partes que antes aportaba Pete.

Nos pareció que debíamos contactar a Steve (a pedido de él fue en su pub de Hampstead, justo a la hora de apertura) para averiguar qué sigue para los Buzzcocks.

-Vivo a la vuelta de acá -dice, encendiendo un cigarrillo-. Liam Gallagher vive a la vuelta de donde vivo yo. De hecho tomé un par de pintas con Liam el otro día. Ray Davies vive en la misma calle. Lo conozco un poco. Kate Moss vive más allá. Ya no toma alcohol. Se volvió sana y aburrida. George Michael vivía acá a la vuelta -se ríe-. Es un pueblito de rock. Muy lejos de donde salí yo.

NME le pide fuego.

-Periodistas desgraciados de NME -se ríe-. Les vengo dando un montón de fuego desde hace 40 años. Con los periodistas de Revista Q, eso no pasa. Traen el suyo.

Caramba. Vamos a lo nuestro, entonces…

-Steve, acá estamos, tomando una pinta a las 12 del mediodía. ¿La muerte de Pete te hizo pensar en tu propia mortalidad?

-Nah. Yo soy Steve Diggle. Puedo hacer cualquier cosa. Acabo de cumplir 64. Sí como mas sano que antes. Fumo demasiado; como si fueran caramelos. Consumí bastante a lo largo de los años. Fumaba crack y heroína. Pero creo que todo depende de qué tenés en la cabeza. Eso es lo que te mantiene sano.

-Caramba. Qué perspectiva tan hippie para un punk rocker de la primera hora.

-Prefiero tomarla como una perspectiva existencialista. Pasé muchos años en camarines, acompañado solamente de un foco. Eso te ayuda a entender cosas de vos mismo. En realidad eso era el punk. Era cambiar la consciencia; el pensamiento de la gente. Mucha gente salió de ahí con una visión distinta de la vida, sintiendo que todo era posible. Algunos fundaron fanzines. Algunos se hicieron fotógrafos. Probablemente haya un barrendero que se metió al punk rock y por eso barre distinto.

-¿Te parece que el punk no recibe el suficiente reconocimiento actualmente? ¿Que la intelectualidad se perdió?

-Bueno, lo que vino después, lo diluyó. Green Day y todo eso. Nosotros escribimos el guión. Ellos lo encontraron en el basurero y la levantaron con pala actuándolo.

-Los Buzzocks siempre tuvieron pensamientos inteligentes. Una canción como “I believe” no se parece a nada de lo que componían las otras bandas punk en esa época.

-Eso creo. Creo que en muchos sentidos, los Clash y los Sex Pistols eran bandas de rock, mientras que los Buzzcocks eran una banda de vanguardia. Si comprábamos un disco, también comprábamos un libro. Crimen y Castigo de Dostoievsky. La verdad que ése fue su hit. No es que no fuéramos también una banda de rock. En realidad no pretendíamos ser nada. Ni una cosa ni la otra. Simplemente Pete Shelley y yo éramos un cierto tipo de persona.

-Se complementaban re bien.

-Eso creo. ¡Pero era una pesadilla porque siempre trataba de convertir mis canciones enojadas sobre política, en canciones de amor!

-La muerte de Pete debe haber sido algo bastante estremecedor.

-Bueno, fue muy repentina. Pero yo tengo una visión bastante particular sobre la muerte. Cuando yo tenía 17, estuve en un accidente. El auto chocó contra una bomba de petróleo y se debería haber incendiado. Yo no manejaba. Yo iba atrás. Mi amigo murió. Ahí empecé a vivir de verdad. Mi filosofía pasó a ser “Ahora sé el significado de la muerte y de la vida”.

-Entonces, ¿eso sirvió de ayuda cuando murió Pete?

-Totalmente. Lo que pasa es que Pete estuvo viviendo en Tallinn, Estonia, unos años. De ahí es su esposa. Estaba re contento. El año pasado habíamos hecho unas 80 presentaciones y unas 90 el año anterior. Una noche nos estábamos chupando juntos en el camarín y dijo “Me quiero jubilar, Steve. Pero quiero que vos sigas. Tenés mi aprobación”. Dijo eso un par de veces durante la última gira. Yo siempre le decía que no se iba a ir a ninguna parte. Que yo no quería. El lunes fue al doctor y lo internaron. Unos días después, se descompuso en el sofá; la esposa llamó una ambulancia; lo abrieron y no lo pudieron salvar. Ese chabón fue mi hermano durante 43 años. Fue muy triste.

-A seis meses. ¿Cómo te sentís?

-No voy a mentir. Durante unos meses, nada tuvo sentido para mí. Pero ahora supongo que me siento un poco como en la Primera Guerra Mundial. Cuando un hombre se hundía en el barro, uno no paraba; seguía avanzando. Los fans dijeron que sigamos y tener la aprobación de Pete ayuda; pero es muy extraño. La cosa es que Pete puede estar muerto, pero si no seguimos con la banda, las canciones de Pete también se van a morir. Pete murió y no quiero que los Buzzcocks también se mueran.

-¿Qué contás de la presentación en el Royal Albert Hall, este fin de semana?

-Bueno, el manager preguntó si queríamos suspenderla, pero simplemente me pareció una buena celebración de la vida de Pete. También es una catarsis para los fans. Lo enterraron en Tallinn, así que nunca pudieron llorarlo como debían. Creo que voy a subir con la banda a tocar unas cuatro canciones; simplemente los Buzzcocks actuales. Después vamos a hacer subir los invitados. Después capaz que suban todos para “Ever fallen in love (with someone you shouldn’t’ve)” al final de todo.

-Cuando murió Pete, hubo algunos homenajes lindos a los Buzzcocks. Se debe haber ofrecido mucha gente que quería cantar.

-Montones. El teléfono se volvió loco varias semanas, pero la practicidad se metió un poco al medio. Liam Gallagher se ofreció a cantar un par de canciones. “Voy a cantar una puta canción por ustedes”, y todo eso. Pero lamentablemente está lejos. Se ofreció Chrissie Hynde; Simon Le Bon; mi amigo Eddie Vedder, pero está lejos. Es impresionante la gente que ama a los Buzzcocks. Recibimos e-mails de todo el mundo. Muchísimos. Nos ofrecieron hacer películas. Que se cague Bohemian Rhapsody y Elton John. Elton John es admirador de los Buzzcocks, ya que estamos. Me lo contó una vez en Las Vegas. ¡El mundo necesita una película sobre los Buzzcocks!

-Elton John es el admirador más famoso de los Buzzococks?

-Capaz. Kurt Cobain debe estar bastante cerca. Nos vino a ver a Boston. Después nos pidió que saliéramos de gira con Nirvana, lo cual era increíble. Fue cuando acababan de explotar. Te digo algo: ¡yo le enseñé a romper bien una guitarra! Los U2 también dijeron que son fans. No es que seamos responsables de eso. Es como dijo Robert Plant: “Puede ser que hayamos inventado el heavy metal. Pero no somos responsables de lo que pasó después”.

-Debe ser lindo saber que los Buzzcocks son tan queridos.

-Está bárbaro. Honestamente, recibimos mucho más amor del que jamás pensé. No éramos los Clash ni los Pistols. Estábamos como acurrucados atrás de esos chabones. Si nos conocías, nos querías, ¿viste? Para alguna gente, simplemente somos el nombre de un programa de tele. Pero me acuerdo que prendí la radio apenas murió Pete y escuché canciones de los Buzzcocks, una atrás de la otra. Eso me re emocionó. Pete y yo nunca debatimos si éramos buenos o no, pero en ese momento supe que sí. Ojalá que Pete lo haya sabido.

—————

Los Buzzcocks tocaron en el Royal Albert Hall de Londres el viernes 21 de junio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: