Tag Archives: buzzcocks

Steve Diggle: “No quiero que los Buzzcocks mueran”

25 Jun

Por James McMahon, para NME.com – 17 de junio de 2019. Traducción: Lepo para RadioValvular.

Steve Diggle con los Buzzcocks en Manchester, 2018

El año pasado, cuando falleció Pete Shelley de un ataque cardiaco a los 63 años, parecía el final de la trayectoria de 40 años de los Buzzcocks, la banda punk británica más melódica, más sentimental y más interesante. El compositor y guitarrista sobreviviente, Steve Diggle, tuvo otras ideas.

-Creo que es el próximo capítulo de la banda -dice, antes de la participación estelar del grupo en el Royal Albert Hall-. No creo que nuestra historia esté ni cerca de terminar todavía -dice-. No creo que Pete quisiera eso.

Sigue leyendo

Anuncios

Cómo fue que los Buzzcocks inventaron el indie

8 Dic

Hace casi 42 años, la primera publicación de la banda de Manchester, reformó la música pop. Sin apoyo de la industria, prensaron y vendieron el EP ellos mismos, dándole inicio a una revolución. A dos días del fallecimiento del cantante Pete Shelley, repasamos su importancia histórica.

Por Dave Simpson para theguardian.com (texto de 2017) – traducción: Lepo para radiovalvular.wordpress.com

buzzcocks 1976 b

En enero de 1977, una banda punk joven, llamada Buzzcocks, entró a la sucursal de Virgin en Manchester, con una caja de singles que querían vender. Habían armado un sello discográfico bautizado New Hormones y pagaron ellos mismos los discos, mediante una forma primitiva de crowdfunding (financiamiento colectivo), consiguiendo 500 libras prestadas [más de 3.500 dólares actuales] de una pareja de amigos y del padre del guitarrista. Su única ambición era vender una parte suficiente de las mil copias que habían prensado, para lograr devolver los préstamos.

Terminaron vendiendo 16 mil copias del EP Spiral Scratch y llegó al Top 40. No hubo problemas con los préstamos. Pero lo más importante fue que comprobaron que era posible para los artistas tener el control total de su música, desde la producción hasta la distribución. Y en ese proceso, inventaron el indie.

Actualmente, no es nada raro esquivar a la industria discográfica. Pero en 1977, Spiral Scratch cambió las reglas del juego. Dejó a su paso una ola de sellos independientes británicos y una red de distribución que significó que “cualquier pudiera competir con los peces gordos. Pero eso pasó porque innegablemente era un disco bárbaro”, dijo el fundador del sello Rough Trade, Geoff Travis.

Sigue leyendo

El recital de los Sex Pistols que le cambió para siempre la cara a Gran Bretaña

4 Jul

Solamente un par de decenas de espectadores cayeron a ver a los punk rockers londinenses en el Lesser Free Trade Hall de Manchester en 1976. Pero terminaron reformando la música moderna y la cultura popular.

La verdadera historia de The Clash – Libro de Pat Gilbert, Parte 6.2

15 Jul

6.2 Fuera de control

TRADUCCIÓN Y EDICIÓN: LEPO para Clashland y RadioValvular.

Durante todo marzo del ’77 los Clash continuaron buscando desesperadamente un baterista fijo. Luego afirmaron haber probado 205 candidatos para el puesto. Probablemente la cifra estuvo más cerca de un par de docenas. El aviso publicado en Melody Maker subrayaba “nada de jazz ni funk ni relax”.

El 24 de marzo, los Clash fueron a un show de los Kinks en el Rainbow. En la barra, Mick se topó con Nick Headon, que había aprobado una prueba para London SS y luego se fue con un grupo de soul. Headon, que tenía 21, era un baterista sumamente talentoso, capaz de tocar jazz, funk, soul, disco, cualquier cosa. Jones le pidió que fuera a Rehearsals al otro día, para mostrarle lo que estaba haciendo su grupo nuevo.

Nicholas Bowen Headon nació el 30 de mayo de 1955, en Kent. Sus padres eran originarios de Gales. Ambos eran músicos: cantaban y tocaban el piano. Su padre era director de escuela. A los 12 Headon empezó a portarse mal.

-Cuando tu papá es el director, para ser aceptado tenés que ser mucho más travieso que los otros pibes -explica-. Me metía en líos para demostrar que no era un chupamedias.

Nick heredó el amor de sus padres por la música, y aprendió solo a tocar el piano.

Sigue leyendo

“La verdadera historia de The Clash” – Libro de Pat Gilbert, Parte 6.1

8 Jul

6.1 El choque del 77
TRADUCCIÓN Y EDICIÓN: LEPO para Clashland y RadioValvular.

En el siglo XVIII, Covent Garden todavía tenía un mercado, el mayor de Inglaterra, que vendía productos frescos de la huerta, destinados a las mesas de los londinenses ricos y pobres. Pero a mediados de los ’70, esa parte antigua de la capital estaba enferma y en ruinas, a la espera de la reurbanización.

Interior del Roxy Club

A fines de diciembre del ’76, abrió el Roxy Club en calle Neal, al frente de la estación de subte de Covent Garden. Antes había sido un boliche gay llamado Chagaurama’s. Inaugurado por el contador de Malcolm McLaren, Andy Czezowski, el Roxy fue el primer local hecho a medida del punk. Como había solamente dos grabaciones punk inglesas (“Anarchy in the UK” de los Sex Pistols y “New Rose” de los Damned), y era limitado el suministro de punk estadounidense nuevo y copado, el DJ residente Don Letts, ponía mayormente dub y reggae.

Sigue leyendo

“La verdadera historia de The Clash” – Libro de Pat Gilbert, Parte 5.2

3 Jul

5.2 La gira Anarchy

TRADUCCIÓN Y EDICIÓN: LEPO para Clashland y RadioValvular.

El 13 de noviembre Melody Maker publicó la primera cobertura musical importante sobre el grupo. La autora era su defensora de la primera época, Caroline Coon. Tres meses antes, Caroline había escrito un artículo histórico en la misma revista, sobre la cosecha fresca de bandas, encabezada por los Pistols y los Clash. Ahí fue donde ella se apropió del término “punk” para describirlas. Explicó que la palabra surgió seis años antes, “para describir las bandas de rock estadounidenses del ’65 al ’68, que brotaron después de escuchar a los Yardbrids, los Who, Them y los Stones“. Desde ahí, afirmaba, la frase había tomado “connotaciones glamorosas, que antes estaban implícitas en la palabra ya gastada rebelde“. Por lo tanto, era un nombre perfecto para esta escena nueva. Caroline le restó importancia a la relación entre lo sucedido en Estados Unidos y las bandas nuevas que emergían en el Reino Unido. Enfatizó que los grupos ingleses tenían “conexiones muy tenues” con grupos punk de New York como los Ramones, Television y Patti Smith.

Su artículo de noviembre sobre los Clash, resultó ser igual de trascendental. Al igual que Mark Perry, Coon es un conducto predispuesto y entusiasta para la retórica punk del grupo, pero se niega a dejar que las boludeces o las conjeturas poco profundas pasen sin ser discutidas.

Strummer se muestra como un rebelde enojado de clase media; Jones es un pibe guitarrero moderno, de padres separados; Simonon, un vándalo loco por el reggae y sin talento musical, que fue a las peores escuelas de Londres. Cada integrante da su versión de su historia.

Sigue leyendo