Tag Archives: guitarrista

“Redemption Song” – libro de Chris Salewicz sobre Joe Strummer. Capítulo 9.4

4 Mar

TRADUCIDO POR: Lepo MacStrummer para RadioValvular y Clashland.

9.4

Richard Dudanski y Esperanza Romero, su nueva novia española, volvieron a Londres antes de Navidad de 1974 y se mudaron a Chippenham 86. Cuando la hermana de Esperanza, Paloma, apareció por Londres, Richard le contó de una pieza libre en Walterton 101.

Las hermanas Romero.

Pat Nother recordó su llegada al 101, cuando él estaba sentado casualmente con Woody:

-La primera vez que vi a Paloma cruzó la puerta y él me dijo “agi agam aggo aging tago magake hager miagne”. Todos los chicos de los internados y de los secundarios hablaban en ago-pago [el geringoso inglés]: “ag” adelante de cada sonido de vocal. Joe estaba diciendo “la voy a hacer mía”. Se enamoró de ella cuando cruzó la puerta.

-Yo tenía un novio boliviano que se llamaba Herman -dijo Paloma-. Estábamos por cortar. Joe me vivía invitando a salir. Fuimos a ver a Chuck Berry en alguna parte de Londres,  pero no fue nada después de que vi a los 101’ers. Fuimos a ver a Lou Reed y fue muy aburrido. Antes del punk, estuvimos juntos unos dos años.

Woody Mellor y Paloma Romero se volvieron una sola cosa, y ella se mudó con él a la pieza vacía del 101, al frente del primer piso. Con un interés en las relaciones internacionales, Woody incluso le afirmó a Helen Cherry que le había “sacado la ficha al español: simplemente hay que poner la ‘o’ al final de todas las palabras”.

Sigue leyendo

Anuncios

“Redemption Song” – libro de Chris Salewicz sobre Joe Strummer. Capítulo 9.3

4 Mar

TRADUCIDO POR: Lepo MacStrummer para RadioValvular y Clashland.

9.3

En el sótano de Walterton 101, con colchones mugrientos y viejos, rescatados de la basura, acomodados en las paredes como “insonorización”, Woody Mellor ensayaba asiduamente con los músicos que había reclutado para asistirlo para cumplir el sueño personal que le había revelado a Pat.

El propio Pat fue presionado para tocar el bajo que había prestado Dick the Shit, aunque nunca había agarrado ese instrumento antes. Simon Cassell tenía un saxofón alto que había comprado en el Mercado de Portobello, un tiempo antes. Naturalmente, fue reclutado de inmediato. En batería, había un exiliado reciente de Chile: Antonio Narváez, con su bata prestada por alguien de una casa usurpada cercana. El más logrado en esos ensayos, era Álvaro Peña-Rojas, que había tocado profesionalmente como saxo tenor y se adjudicaba un trío de hits, antes de huir de Chile (como Antonio) tras el golpe de 1973.

Álvaro Peña Rojas como saxofonista de la banda chilena Los Challengers, en los años ’60.

Se puede notar que en esta formación de lo que pasarían a ser los 101’ers, está ausente un elemento crucial del rock’n’roll: la guitarra principal. A veces parecía que Woody Mellor necesitaba crear situaciones y enfrentarlas.

Sigue leyendo

“Redemption Song” – libro de Chris Salewicz sobre Joe Strummer. Capítulo 9.2

4 Mar

TRADUCIDO POR: Lepo MacStrummer para RadioValvular y Clashland.

9.2

En 1974, la escena musical británica se estaba separando en facciones: el rock pesado (The Who, Led Zeppelin, los Rolling Stones), el rock progresivo (Emerson, Lake and Palmer, Yes y Genesis), el glam rock (David Bowie, Roxy Music). Si te gustaba uno, prácticamente se descartaba que te gustara otro. Esa sensación de división, creció pronunciadamente cuando estalló en la escena el grupo estadounidense New York Dolls, que parecían prostitutas del Lower East Side de Manhattan y cuya explosiva pared de sonido con dos guitarras principales, era una amalgama de los primeros Rolling Stones, los MC5 y las Shangri-las.

Influencia inmensa para el punk rock, los New York Dolls usaban pintura labial, tacos altos, satén y cuero, como si hubieran salido del poster de “Have you seen your mother” de los Stones. David Johansen, voz principal, era como un clon de Mick Jagger. Su socio compositivo, Johnny Thunders, de manera similar, se mostraba como una versión caricaturesca de Keith Richards. Las canciones de los Dolls no eran solamente afiladas y muy cortas, sino que también tenían títulos adecuadamente precisos: “Pills”, “Personality crisis”, “Subway train”, “Bad girl”, por nombrar algunas solamente.

Sigue leyendo

“Redemption Song” – libro de Chris Salewicz sobre Joe Strummer. Capítulo 9.1

4 Mar

TRADUCIDO POR: Lepo MacStrummer para RadioValvular y Clashland.

9. Pilares de la sabiduría

1974-1975

Cuando Woody se volvió a mudar a Londres, tuvo que encontrar dónde vivir. Directamente desde Newport, Woody Mellor llegó al umbral de la casa nueva que compartían Tymon Dogg, Helen Cherry y Dave y Gail Goodall, en calle Chippenham 23, Maida Hill, saliendo de calle Harrow.

Chippenham 23 (puerta verde).

-Cuando volvió a Londres en 1974, él paraba ahí -dijo Tymon Dogg-. Yo tenía dos piezas, y en una yo ponía un piano de cola. Yo tocaba todo el tiempo. Era en el último piso de la casa, y él vino y dormía en la otra pieza.

Aunque no era una casa tomada, Chippenham 23 era una casa con “poca vida” (es decir, tenía fecha de demolición, por su estado deteriorado), adquirida por Viviendas Estudiantiles de Londres, que le buscaba casas a la gente interesada en la educación superior en la capital. Como Helen y Gail eran estudiantes, eran aptas.

-Había que pagar un alquiler mínimo -dijo Helen.

Sigue leyendo

“Redemption Song” – libro de Chris Salewicz sobre Joe Strummer. Capítulo 8.3

27 Ene

 

TRADUCIDO POR: Lepo MacStrummer para RadioValvular y Clashland.

8.3

A principios de 1973, Forbes ayudó a Woody a encontrar un lugar para vivir: un amigo de la escuela de arte de Newport, llamado Allan Jones, también conocido como Jiving Al, necesitaba compartir su depto con alguien. El depto, en Pentonville 12, estaba apoyado en barras metálicas que sostenían la casa.

pentonville-12-newport-gales

-El depto tenía una cocina absolutamente asquerosa -dijo Richard Frame, otro estudiante de Newport que luego recibió la pieza de Woody. Frame recuerda que rastreó con Woody las disquerías especializadas.

-Él buscaba discos de Woody Guthrie -dijo, como si John Mellor ahora estuviera tratando de encontrar los orígenes de su apodo.

Sigue leyendo

“Redemption Song” – libro de Chris Salewicz sobre Joe Strummer. Capítulo 8.2

27 Ene

TRADUCIDO POR: Lepo MacStrummer para RadioValvular y Clashland.

8.2

Dave Goodall, un judío marxista de Manchester, que fumaba cantidades interminables de hachís, pero siempre se podía confiar en él para que trajera comida o suministros de electricidad, se uniría a Tymon Dogg para formar las dos mayores influencias de esa época para Woody Mellor. Mientras que Tymon educaba musicalmente a Woody, Dave era el corazón de su instrucción política.

Tras el desagradable desalojo de calle Ridley, Dave encontró en Woody a un candidato maduro para estudiar las posibilidades de formas de vivienda más revolucionarias.

-Había una jerarquía de elocuencias y Joe no necesariamente estaba en la cima -dijo Gill Calvert, prima de Gail Goodall.

Tampoco estaba muy seguro de sí mismo.

-Me acuerdo que tuve una conversación con él en la casa de Dave y Gail -dijo Helen Cherry-. Y él dijo, muy seriamente: “Mirá, quiero ser guitarrista, pero capaz que no pueda, porque tendría que haber empezado a los 13 o 14. No puedo empezar ahora, así nomás. No voy a ser muy bueno”. Y yo le dije “No, dale, si eso es lo que querés hacer de verdad”.

Como para dejar en claro las lecciones de Dave Godall sobre la inmoralidad de las clases propietarias, en realidad no había lugar en el departamento suyo y de Gail, y cualquier huésped tenía que tirarse donde pudiera, hasta que Gail y Dave se levantaran a la mañana. En ese momento, Woody siempre era el más rápido para usar su cama.

En una postal para Annie Day, con fecha “mayo de 1972”, con una dirección que decía solamente “Warrington Lane”, le cuenta a ella sus problemas:

-Me desalojaron, así que no mandés cartas a Ridley 34. Por el momento estoy haciendo dedo a Gales, y planeo quedarme ahí. Acabo de ir al Festival Bickershaw. Llovió mucho pero la pasé bastante bien. Te voy a mandar mi dirección nueva cuando la tenga, o si no te voy a escribir en dos semanas. Te estoy escribiendo esto con una mano levantada. Cariños, John.

bickershaw2

Festival Bickershaw 1972

-Entre mis visitas en la Pascua del ’72 a calle Ridley y la del verano boreal del ’72 a calle Edgware, él había empezado a tocar en el subte con Tymon -recordó Iain Gillies-. En Edgware él tenía un ukelele, pero tenía planes de tocar la guitarra un poco en serio; primero como zurdo y después como derecho. Le dije algo sobre ser zurdo y me dijo “No te preocupes, porque mi mano izquierda está en los trastes y es muy picante”.

Sigue leyendo

“Redemption Song” – libro de Chris Salewicz sobre Joe Strummer. Capítulo 8.1

27 Ene

TRADUCIDO POR: Lepo MacStrummer para RadioValvular y Clashland.

8. El mal ladrón cava tumbas

1971-1974

Durante el verano boreal de 1971, se llevó a cabo el segundo festival de Glastonbury, con un invitado muy especial. Michael Eavis, el tambero en cuyas tierras se realizaba el festival, fue contactado por los devotos del Gurú Maharaj Ji y su Misión de la Luz Divina:

guru-maharaj-ji-1971

-Dios está en la ciudad. ¿Lo podemos llevar al festival?

-Fue muy raro -le contó Eavis al escritor Mick Brown, para su libro El Turista Espiritual-. Alguien dijo que había llegado Dios y que lo podíamos subir al escenario, y pensé: Bueno, la verdad que el festival es para todos, así que ¿por qué no? Cuando subió al escenario, todo el público estaba totalmente drogado, de la cabeza, y se escuchaba un sonido que circulaba: “¡Waw, ese es Dios!”. Después empezó a predicar contra las drogas, y creo que a todos los que estaban ahí les pareció un poco desconcertante.

Sigue leyendo