Tag Archives: malcolm mclaren

“Redemption Song” – libro de Chris Salewicz sobre Joe Strummer. Capítulo 10.3

3 Abr

TRADUCIDO POR: Lepo MacStrummer para RadioValvular y Clashland.

10.3

El 18 de noviembre de 1975, Joe Strummer vio la primera de dos presentaciones de Bruce Springsteen en el Hammersmith Odeon. Springsteen nunca había tocado antes en Londres y estaba promocionando su tercer LP, Born to Run; un disco emblemático que lo publicitó como “el futuro del rock”.

-Cuando Strummer fue a ver a Springsteen, le cambió la cabeza -dijo Clive Timperley-. Toda esa idea de Springsteen de dar conciertos intensos de tres horas. Strummer pensó: “¡Eso es lo que hay que hacer!”.

El hecho de que Springsteen tocara una Telecaster era significativo para Joe, que lo vio como una señal. Incluso, Joe se compró un cable de guitarra excesivamente largo, que le permitía deambular a voluntad por el escenario y hasta meterse entre el público, como Springsteen.

Sigue leyendo

Anuncios

“Redemption Song” – libro de Chris Salewicz sobre Joe Strummer. Capítulo 10.2

3 Abr

TRADUCIDO POR: Lepo MacStrummer para RadioValvular y Clashland.

10.2

*

En octubre de 1975 Jules Yewdall y Mickey Foote “abrieron” una casa okupa nueva en Orsett Terrace 42; una calle de casas iguales en hilera, altas y bien equipadas, con escalinatas de piedra, cerca de la estación de subte Royal Oak. En el sótano, los 101’ers armaron un estudio de ensayo mucho más profesional que el de calle Walterton. Pero en Orsett Terrace había preocupación por los robos: la casa de al lado estaba ocupada por una pandilla de faloperos.

-Joe detestaba la idea de los faloperos -recordó Gill Calvert-. Le parecía una existencia inútil. Yo pienso en su depresión como algo levemente complejo, porque pienso que algunas veces él actuaba: podía actuar su parte depresiva. También era capaz de escapar de ella. Conozco gente deprimida y no pueden funcionar. Así que yo lo llamaría “depresivo funcional”.

Sigue leyendo

“La verdadera historia de The Clash” – Libro de Pat Gilbert, Parte 13

24 Abr

TRADUCCIÓN Y EDICIÓN: LEPO para Clashland y RadioValvular.

13. Secuelas

22 de diciembre de 2002. Viajar en auto desde Whitstable a Dover, normalmente lleva unos 40 minutos. Hoy es un poco más rápido. Johnny Green está al volante de su auto familiar. Yo voy en el asiento del acompañante. Johnny fue chofer de los Clash dos años, a fines de los ’70, y se nota la experiencia. Me da la impresión de que maneja el auto de una manera un poco similar a la del viejo chofer de Keith Richards en los ’60, Tom Keylock, a quien conocí una vez: firme, con pocos movimientos, suave, decidido. Estos chabones estaban acostumbrados a llevar un cargamento valioso y hacer que llegara a tiempo a destino.

Esta tarde nuestra meta es la casa de Topper Headon, en la periferia de Dover. Topper vive solo en una casa modesta, refaccionada. Es el tipo de lugar donde uno se imagina que viviría una pareja de profesionales jóvenes. Abre la puerta moviendo con esfuerzo a su perro Yowsah, que está en el pasillo. Luego nos guía hacia su living: limpio, aireado, con hileras de videos de kung-fu en un estante junto al tele.

Headon parece estar mucho más sano que en Westway to the World, filmado tres años antes. Anda con jean y una remera, y tiene el pelo casi rapado. Es amistoso y gracioso pero también nervioso. Un plato con comida pre cocida para microondas está intacto frente a él durante toda la entrevista, y fuma continuamente. Le lleva un rato relajarse y entrar en el ritmo de preguntas y respuestas.

Esta noche, Topper tiene que tocar con una banda local en un pub. Es la primera vez que toca la batería en 12 meses. Y antes había pasado años sin tocar.

-Me pongo muy nervioso -admite-. Toqué la Navidad pasada y ahora esta Navidad. Afuera del pub hay un cartel grande que dice “Nicky ‘Topper’ Headon de los Clash”. Esperan lo mejor. Yo pienso “¿Sabrán que ahora tengo 47 y que no soy un veinteañero?” Me duelen los brazos y no tengo resistencia. Después de cinco o seis temas, cagué.

Sigue leyendo

“La verdadera historia de The Clash” – Libro de Pat Gilbert, Parte 12.4

9 Mar

TRADUCCIÓN Y EDICIÓN: LEPO para Clashland y RadioValvular.

12.4 La caída

Los últimos dos años de los Clash no parecen ser recordados con cariño por ninguno de los involucrados. Hasta hace poco, el periodo no era reconocido en ningún registro oficial de los Clash. No hay referencias a él en The Clash on Broadway ni en Westway to the World. Solamente cuando se incluyó el single de 1985 “This is England” en el compilado Essential Clash de 2003, el cuartel Clash pareció admitir que existió una formación posterior a Mick. Kosmo, medio en broma, dice que prácticamente borró a propósito de su memoria partes de ese periodo, y que cuando Pete Howard se sentó sin querer en la misma mesa de un pub con el guitarrista posterior a Mick, Vince White, ninguno quiso reconocer al otro. Así de malo había sido.

Pete Howard había elegido seguir en los Clash en septiembre del ’83. Admite que tal vez no lo hubiera hecho si hubiera sabido que Mick, aparentemente, había expresado interés en que entrara a su grupo nuevo.

-No era fácil que Bernie te cayera bien -explica-. Nunca conocí mucho a Mick, pero siempre estuvo todo bien con él.

Ahora Joe y Paul estaban pescando otros músicos para meterlos al grupo.

El 1 de octubre de 1983, apareció un aviso en busca de guitarrista en la Melody Maker. En seis semanas, le siguieron dos avisos similares. Al estilo típico de los Clash, el grupo probó veintenas de candidatos, esta vez, en el Electric Ballroom de Camden. Se requería que tocaran encima de bases grabadas. No les revelaban hasta más tarde para qué era la prueba. Los dos guitarristas elegidos fueron Greg White, un exestudiante de ciencias del Colegio Universitario de Londres, y Nick Sheppard, que antes había estado en los Cortinas. Greg era oriundo de Southampton y Nick de Bristol. En esa época Nick estaba tocando en una banda de covers, los Spics, y vivía con los chabones que después pasaron a ser los Massive Attack. Pero había un problema: Paul dijo que de ninguna forma iba a tocar en una banda con alguien que se llamara Greg. Después de todo esto era The Clash. Insistió en que el chabón nuevo se tenía que llamar “Vince”. El nombre quedó.

Arriba: Joe. Abajo: Vince – Paul – Pete – Nick.

Antes de crear cualquier tipo de música, hubo varias reuniones grupales, en las cuales Kosmo y Bernie describieron la naturaleza del nuevo régimen post-Mick.

Sigue leyendo