Tag Archives: punk

10 preguntas a Damon Albarn y Paul Simonon

19 Jul

Dos gigantes de la música hablan de la fama, las inseguridades y la lucha contra una Gran Bretaña estropeada.

Por Cian Traynor para huckmag.com – 15 de julio de 2019. Traducción: Lepo para RadioValvular.

A Damon Albarn y Paul Simonon les han hecho casi todas las preguntas que se te puedan ocurrir. Entre The Clash, Blur y Gorillaz, ambos han estado detrás de algunos de los momentos más cautivadores de la música británica de las últimas cuatro décadas.

Sigue leyendo

Anuncios

Lydia Lunch: “Soy una incomprendida crónica, pero eso me da placer”

13 Jul

Por Charlotte Richardson Andrews, para theguardian.com – 10 de julio de 2019.
Traducción: Lepo para RadioValvular.

La fugitiva, cantante e ícono contracultural cumplió 60 y sigue tan incendiaria como siempre; girando y enfureciéndose con los contaminadores y los políticos, en un libro bullicioso.

Lydia Lunch cumplió 60 este año, pero la edad hizo poco por debilitar el deseo de vivir de este ícono contracultural. Décadas después de sus comienzos como la líder de 16 años de la banda no-wave de los ’70 Teenage Jesus and the Jerks, la “apocalíptica” neoyorkina de nacimiento es una venerada veterana del under estadounidense: escritora, monologuista, música, actriz y artista. El estilo de Lunch es crudo e incendiario; una furia feminista de sexo, muerte y ruptura de tabúes. Y en 2019, la sexagenaria sigue sin remordimientos y tan activa como siempre. Sigue escribiendo, girando, colaborando y actuando.

Sigue leyendo

Steve Diggle: “No quiero que los Buzzcocks mueran”

25 Jun

Por James McMahon, para NME.com – 17 de junio de 2019. Traducción: Lepo para RadioValvular.

Steve Diggle con los Buzzcocks en Manchester, 2018

El año pasado, cuando falleció Pete Shelley de un ataque cardiaco a los 63 años, parecía el final de la trayectoria de 40 años de los Buzzcocks, la banda punk británica más melódica, más sentimental y más interesante. El compositor y guitarrista sobreviviente, Steve Diggle, tuvo otras ideas.

-Creo que es el próximo capítulo de la banda -dice, antes de la participación estelar del grupo en el Royal Albert Hall-. No creo que nuestra historia esté ni cerca de terminar todavía -dice-. No creo que Pete quisiera eso.

Sigue leyendo

The Specials: “Lo que dijimos le llegó a la gente y eso es lo importante”

8 Abr

Fuente: nme.com – Traducción: Lepo.

Celebrando su 40º aniversario, regresaron con un tercer disco (Encore) que llegó a la cima de los rankings de ventas. Los Specials siguen empujando los límites de la injusticia social y racial, con una ayudita de una recluta nueva. Dan Stubbs se junta con una de las bandas británicas más icónicas y su colaboradora Saffiyah Khan, activista, modelo y copada en todo sentido, antes de su gran gira por el Reino Unido. 

Alerten a los Hombres de Negro (con cuadrados blancos). Hay invasores en Camden. Invasores ska. Una tarde radiante de febrero, la primera del año, NME reunió a la banda de Coventry The Specials en Camden, tierra de los “chiflados” de Londres Norte, Madness. Podríamos haber tenido entre manos una lucha territorial: allá a finales de los ’70 y principios de los ’80, ambas bandas fueron colegas del sello 2-Tone por poco tiempo y enemigas por mucho tiempo.

-Siempre me gustó esa pequeña rivalidad entre nosotros y Madness. Siempre me sentí bien con eso -dice Terry Hall, el frontman de la banda, inexpresivo y seco como un hueso.

-Teniendo en cuenta que tanto Madness como los Specials siguen activos, ¿quién va ganando a largo plazo?

-Bueno, no sé -dice Terry, con una risa socarrona-. Nosotros llegamos al Puesto 1 con “Ghost town”; ellos con un disco humorístico.

Sigue leyendo

Cómo fue que los Buzzcocks inventaron el indie

8 Dic

Hace casi 42 años, la primera publicación de la banda de Manchester, reformó la música pop. Sin apoyo de la industria, prensaron y vendieron el EP ellos mismos, dándole inicio a una revolución. A dos días del fallecimiento del cantante Pete Shelley, repasamos su importancia histórica.

Por Dave Simpson para theguardian.com (texto de 2017) – traducción: Lepo para radiovalvular.wordpress.com

buzzcocks 1976 b

En enero de 1977, una banda punk joven, llamada Buzzcocks, entró a la sucursal de Virgin en Manchester, con una caja de singles que querían vender. Habían armado un sello discográfico bautizado New Hormones y pagaron ellos mismos los discos, mediante una forma primitiva de crowdfunding (financiamiento colectivo), consiguiendo 500 libras prestadas [más de 3.500 dólares actuales] de una pareja de amigos y del padre del guitarrista. Su única ambición era vender una parte suficiente de las mil copias que habían prensado, para lograr devolver los préstamos.

Terminaron vendiendo 16 mil copias del EP Spiral Scratch y llegó al Top 40. No hubo problemas con los préstamos. Pero lo más importante fue que comprobaron que era posible para los artistas tener el control total de su música, desde la producción hasta la distribución. Y en ese proceso, inventaron el indie.

Actualmente, no es nada raro esquivar a la industria discográfica. Pero en 1977, Spiral Scratch cambió las reglas del juego. Dejó a su paso una ola de sellos independientes británicos y una red de distribución que significó que “cualquier pudiera competir con los peces gordos. Pero eso pasó porque innegablemente era un disco bárbaro”, dijo el fundador del sello Rough Trade, Geoff Travis.

Sigue leyendo

Lucinda Strummer: “oigo la voz de Joe”

21 Oct

En exclusiva, la viuda de Joe Strummer habla sobre su vida en un campo de las Sierras Quantock de Somerset, sin el instigador político del punk, que murió repentinamente a los 50 años.

Las cosas iban de parabienes para Joe Strummer, a fines de 2002. Había empezado a trabajar en un disco nuevo. El 15 de noviembre, él y su banda los Mescaleros, hicieron una presentación a beneficio del Sindicato de Bomberos, que estaba en huelga, en el Acton Town Hall, de Londres Oeste.

El excompañero de banda de Strummer en los Clash, Mick Jones, estaba entre el público y subió a tocar con Joe los clásicos clasheros “Bankrobber”, “White riot” y “London’s burning”. Era la primera vez que Joe y Mick tocaban juntos en casi 20 años. Fue la última vez que las dos leyendas de los Clash compartieron escenario.

-Yo no lo sabía en ese momento, pero fue el destino. No fue nada planeado -dijo Jones después de la noche histórica.

 

 

Seis semanas después del concierto, Joe murió. Con tan solo 50 años, falleció en su campo de Somerset, la tarde del 22 de diciembre de 2002, de un ataque cardíaco repentino. Había vuelto de pasear los perros. Su esposa Lucinda trató de resucitarlo cuando volvió a la casa y lo encontró desplomado en una silla.

Viviendo en su paraíso campestre con Lucinda, Joe se había vuelto “una especie de Rey Arturo punk, que gobernaba su campamento Camelot bajo los amplios cielos del Wessex Rebelde -escribió Stephen Dalton en la revista Classic Rock, agregando que Joe, en su reino rural, era “como Dylan en Woodstock: en Somerset en realidad nunca estaba fuera de servicio. Era más un rey exiliado a la espera de que lo convocaran para volver al trono”.

La reina Lucinda del rey Strummer está muerta de hambre porque su entrevista con el diario francés Le Monde se extendió 45 minutos de más y además, se levantó al amanecer para salir de su campo y tomarse el tren de Somerset a Londres. Acá ella tiene un cortejo glamoroso (aunque raro) con la prensa mundial.

Sigue leyendo

La vida post-Clash de Topper Headon

28 May
A fines de los ’70, un baterista llamado Topper Headon entró a The Clash, la banda de rock más fascinante del mundo. Lo que siguió fueron cinco años de tocar, joder y drogarse sin parar. Pero hacia 1982, la adicción de Headon a la heroína estaba fuera de control, y el líder de los Clash, Joe Strummer, se vio forzado a echarlo. Entonces las cosas se pusieron muy feas. Hoy, reflexivo y sobrio, cuenta su extraordinaria historia.

por Mark Lucas – http://www.independent.co.uk (junio de 2009)

traducción: Lepo para RadioValvular.wordpress.com

El chofer K44 está sentado en un sillón hondo, con Yowsah, su bull terrier Staffordshire, recostado sobre su falda. Acariciando el perro, recuerda el trabajo de taxista que tuvo en Londres Oeste a fines de los ’80, para financiar su adicción a la heroína.

-Yo parecía la muerte -me cuenta-. Estaba manejando un Talbot Solara con el burro de arranque estropeado, y levanto una señora. Cuando estaba por entrar al auto le digo “Disculpe”, y le doy una escoba. Cuando yo girara la llave, ella tenía que pegarle al burro. El auto arranca y le digo “Bueno, suba. Acá está el plano, ¿sabe a dónde va?”

Hacia 1989, cuando el trabajo de taxista pasó a ser demasiado para él, empezó a tocar el bongó en el Subte de Londres. 

-Cada 100 personas que pasaban, una se paraba y preguntaba “¿Sos Topper Headon de los Clash?” -se encoge de hombros-. Yo tenía que decirles “sí, ahora hago esto”. Era muy humillante.

Sigue leyendo