Tag Archives: richard dudanski

“Redemption Song” – libro de Chris Salewicz sobre Joe Strummer. Capítulo 11.2

30 Abr

TRADUCIDO POR: Lepo MacStrummer para RadioValvular y Clashland.

11.2

Que Joe separara a los 101’ers, causó problemas entre sus compañeros okupas. Gill Calvert recuerda que una noche en la cocina de Chippenham 23, Tymon Dogg y Dave Goodall le ordenaron que se comportara, ideológicamente, mientras el agua de lluvia goteaba sin cesar en un balde plástico, desde el techo con filtraciones:

-Tymon y Dave estaban furiosos con él: “No podés hacer esto. ¿Cómo podés?” Joe, casi pidiendo permiso, dijo “¿Me puedo ir con la consciencia limpia?” Fue doloroso. Fue algo muy paternal.

“En esa época Joe solamente tomaba alcohol si había. Si había faso, lo consumía; si había bebidas, las tomaba. Una vez que entró a los Clash, fue mucho más bebedor. Creo que había mucha presión una vez que entró a los Clash”.

Mick Jones está en desacuerdo:

-Él tomaba un montón. Después de todo, los 101’ers eran rock de pubs.

Sigue leyendo

“Redemption Song” – libro de Chris Salewicz sobre Joe Strummer. Capítulo 11.1

30 Abr

TRADUCIDO POR: Lepo MacStrummer para RadioValvular y Clashland.

11. Voy a ser un punk rocker

1976

Para Joe Strummer, el show del día siguiente en el Nashville Rooms fue una epifanía:

-Apenas pisó las tarimas Johnny Rotten, para mí, fue el anuncio del final. Nosotros éramos la banda principal. Y estábamos sentados en el camarín y pasaron ellos por ahí para llegar al escenario, en una fila grande y larga. Y vi a un tipo con un saco tipo Elvis Presley, de tela lamé dorada, al final de la fila, mientras pasaban. Entonces pensé: “voy a ver cómo son estos chabones”. Así que le toqué el hombro y dije “Qué lindo saco que tenés”. Y se dio vuelta y era Sid Vicious. Y dijo “Sí, ¿no? Te voy a decir dónde lo conseguí. ¿Viste ese puesto allá en Camden? Bla bla bla”. Y era re amistoso; era un chabón re amable. No le hacía falta impostar ninguna actitud. Y se vestían copadísimo y supe que eran algo copado. Así que salí hacia el público y me senté.

Derecha: Sid Vicious con el saco dorado en el Nashville Rooms, abril del ’76.

“Había capaz que treinta personas dando vueltas, ¿viste? Y [los Pistols] salieron y simplemente… me dejaron seco. Salieron como diciendo ‘No me importa una mierda si les gusta o no. Esto es así. Si no les gusta, váyanse a cagar’. Esa era la diferencia. Estaban como un millón de años adelantados. Inmediatamente, me di cuenta de que nosotros no íbamos a ningún lado. Y el resto de mi grupo los odió. No querían ver ni oír nada de eso. Así que empecé a ir a festivales punk y a meterme en toda esa cuestión. Con el tiempo, eso destruyó toda la banda”.

Sigue leyendo

Entrevista con Richard Dudanski (101ers, PiL)

29 Jun

TEXTO: Lepo para Radiovalvular y Clashland.

Richard Nother nació en 1952 en la Isla de Sheppey, en el estuario del río Támesis, al sudeste de Inglaterra. Vivió ahí hasta los 17, cuando su familia se mudó a Leek, en la zona campestre del centro del país, y en 1973 llegó a instalarse a Maida Hill, un barrio de casas abandonadas en Londres Oeste, donde ya estaba viviendo su hermano. La dirección era “Walterton 101”.

“Al visitar a mi hermano Pat, me di cuenta rápidamente de que ese era el lugar donde yo quería vivir. Me ofrecieron una pieza del segundo piso, avisé en mi hospedaje, y me mudé en septiembre del ’73, aproximadamente” -cuenta Richard en su libro publicado a fines de 2014, Squat City Rocks: Proto-punk and beyond, a musical memoir from the margins (una interpretación puede ser “Piedras de la ciudad okupa: Del proto-punk al más allá. Una autobiografía musical desde los márgenes”).

“Hacíamos lo mínimo indispensable, y creo que estábamos muy satisfechos con nuestra suerte. A veces andábamos por el mercado de calle Portobello al final del día, y entre las sobras conseguíamos frutas y verduras casi gratis para la semana. ¡De hecho las calles Portobello y Golborne eran bastante esenciales para nuestra existencia! Ropa, zapatos, muebles, libros, discos. Todo usado. Lo que quisieras, lo podías conseguir en el mercado, por casi nada” -continúa el relato.

A mediados de 1974 llegó a esa casa de bohemios John Mellor, que en ese momento se hacía llamar “Woody”: un rockero pelilargo que había dejado sus estudios de arte en Gales. No era otro que la futura leyenda del punk, Joe Strummer. Joe tenía un solo objetivo: armar una banda con todos los habitantes de la casa que se quisieran sumar. Dudanski terminó tocando la batería, con un par de enseñanzas rústicas del mismo Joe, que por su parte todavía estaba aprendiendo guitarra.

Dudanski - Strummer. 1975.

Dudanski – Strummer. 1975.

Sigue leyendo