Archivo | Discos RSS feed for this section

Los 25 años del disco clásico de Blur, ‘Parklife’

15 May

Por Johnny Cigarettes para nme.com – 24 de abril de 2019
Traducción: Lepo para RadioValvular.

Cuando Blur se jugó la última ficha y marcó el inicio de un gran cambio cultural en la música británica.

La necesidad, dicen, es la madre de la inventiva. Y también trabaja bien como niñera de la reinvención, si nos dejamos llevar por el ejemplo de Blur.

Sigue leyendo

Anuncios

The Specials: “Lo que dijimos le llegó a la gente y eso es lo importante”

8 Abr

Fuente: nme.com – Traducción: Lepo.

Celebrando su 40º aniversario, regresaron con un tercer disco (Encore) que llegó a la cima de los rankings de ventas. Los Specials siguen empujando los límites de la injusticia social y racial, con una ayudita de una recluta nueva. Dan Stubbs se junta con una de las bandas británicas más icónicas y su colaboradora Saffiyah Khan, activista, modelo y copada en todo sentido, antes de su gran gira por el Reino Unido. 

Alerten a los Hombres de Negro (con cuadrados blancos). Hay invasores en Camden. Invasores ska. Una tarde radiante de febrero, la primera del año, NME reunió a la banda de Coventry The Specials en Camden, tierra de los “chiflados” de Londres Norte, Madness. Podríamos haber tenido entre manos una lucha territorial: allá a finales de los ’70 y principios de los ’80, ambas bandas fueron colegas del sello 2-Tone por poco tiempo y enemigas por mucho tiempo.

-Siempre me gustó esa pequeña rivalidad entre nosotros y Madness. Siempre me sentí bien con eso -dice Terry Hall, el frontman de la banda, inexpresivo y seco como un hueso.

-Teniendo en cuenta que tanto Madness como los Specials siguen activos, ¿quién va ganando a largo plazo?

-Bueno, no sé -dice Terry, con una risa socarrona-. Nosotros llegamos al Puesto 1 con “Ghost town”; ellos con un disco humorístico.

Sigue leyendo

Cómo fue que los Buzzcocks inventaron el indie

8 Dic

Hace casi 42 años, la primera publicación de la banda de Manchester, reformó la música pop. Sin apoyo de la industria, prensaron y vendieron el EP ellos mismos, dándole inicio a una revolución. A dos días del fallecimiento del cantante Pete Shelley, repasamos su importancia histórica.

Por Dave Simpson para theguardian.com (texto de 2017) – traducción: Lepo para radiovalvular.wordpress.com

buzzcocks 1976 b

En enero de 1977, una banda punk joven, llamada Buzzcocks, entró a la sucursal de Virgin en Manchester, con una caja de singles que querían vender. Habían armado un sello discográfico bautizado New Hormones y pagaron ellos mismos los discos, mediante una forma primitiva de crowdfunding (financiamiento colectivo), consiguiendo 500 libras prestadas [más de 3.500 dólares actuales] de una pareja de amigos y del padre del guitarrista. Su única ambición era vender una parte suficiente de las mil copias que habían prensado, para lograr devolver los préstamos.

Terminaron vendiendo 16 mil copias del EP Spiral Scratch y llegó al Top 40. No hubo problemas con los préstamos. Pero lo más importante fue que comprobaron que era posible para los artistas tener el control total de su música, desde la producción hasta la distribución. Y en ese proceso, inventaron el indie.

Actualmente, no es nada raro esquivar a la industria discográfica. Pero en 1977, Spiral Scratch cambió las reglas del juego. Dejó a su paso una ola de sellos independientes británicos y una red de distribución que significó que “cualquier pudiera competir con los peces gordos. Pero eso pasó porque innegablemente era un disco bárbaro”, dijo el fundador del sello Rough Trade, Geoff Travis.

Sigue leyendo

“Redemption Song” – libro sobre Joe Strummer. Capítulo 17.3

22 May

ESCRITO POR: Chris Salewicz (2007) – TRADUCIDO POR: Lepo MacStrummer.

17.3

Cuando los Clash llegaron a Bangkok para su fecha del 3 de marzo, se sorprendieron porque “This is Radio Clash” era el tema número uno del país. Pronto se enteraron de que la ubicación en el ranking de ventas era una falsedad total. Una orden del organizador.

El recinto era un cine viejo, con una multitud de gente local y un par de occidentales. En Tailandia era obligatorio que todo entretenimiento público comenzara con una interpretación del himno nacional. Por consiguiente, los Clash iban a tener que descartar su tema de Ennio Morricone y pararse firmes mientras sonara eso. Cuando Kosmo pasó la información, Joe (sin entender lo que había escuchado) entró en una de esas “rabietas fugaces” que veían tan seguido los que lo rodeaban.

-¿Cómo mierda nos vamos a aprender el himno nacional tailandés en quince minutos? -interrogó furiosamente.

No obstante, esta fecha final de la gira de los Clash por Asia, fue un éxito rotundo. Al tercer tema, “Safe European home”, el público había invadido el escenario. Una noche bárbara.

Sigue leyendo

“Redemption Song” – libro sobre Joe Strummer. Capítulo 17.2

17 May

ESCRITO POR: Chris Salewicz (2007) – TRADUCIDO POR: Lepo MacStrummer.

  1. 2

A principios de 1982, Bernie Rhodes y Kosmo Vinyl iban a mandar a Topper a un programa hospitalario de rehabilitación, en el sudeste de Londres. No solo estaba en peligro la salud de Topper, sino que también pendía de un hilo una gira inminente por Japón. Después de la redada a Topper, por un pelo no le rescindieron las visas laborales al grupo entero.

La redada por drogas a Topper, no le impidió que volviera casi inmediatamente a New York, a grabar en el disco nuevo, y en Manhattan volvió de una a sus viejos hábitos. Pero estaba en un estado lo suficientemente bueno el 30 de diciembre, cuando empezó el trabajo sobre una canción titulada “Straight to Hell”: esta no surgió de la letra de Joe, sino de un garabato guitarrero de Mick Jones, al cual Topper le puso un ritmo de bossa nova. Balada épica, “Straight to Hell” se convertiría en una canción arquetípica de los Clash (de hecho, una de las mejores) del último periodo en que Joe, Mick, Paul y Topper trabajaron juntos.

-Justo antes de la toma Topper me dijo “quiero que toqués esto”, y me pasó una botella de limonada R. White’s, envuelta en una toalla -dijo Joe-. Me dijo “quiero que le pegués al frente del bombo con esto”. En la grabación se escucha que estoy al frente del bombo revoleando una toalla con una botella grande de limonada, golpeando el frente del bombo, mientras los otros graban la pista base.

Sigue leyendo

“Redemption Song” – libro de Chris Salewicz sobre Joe Strummer. Capítulo 16.4

21 Dic

ESCRITO POR: Chris Salewicz (2007) – TRADUCIDO POR: Lepo MacStrummer.

16.4

Admiradores del grupo que no tenían ningún conocimiento de su funcionamiento interno, estaban espantados por el cambio de managers. Parecía inconcebible que reingresara Bernie Rhodes. Pero era así: había vuelto.

-El problema de Joe era que si me echaban, él no podía ser como yo -me contó Bernie-. Él dijo “A la mierda, me deshago de Bernie”. Así que se convirtió en estrella pop y sacó ventaja. Pero vino y me dijo que debían medio millón de libras [2,33 millones de dólares actuales]. Se le habían agotado las baterías y necesitaba ser como yo para recargarlas. Todos adoraban a Joe. Yo siempre tuve una debilidad por él. Pero Joe no se quería a él mismo, así que volvió hacia mí. Yo lo hice grande. Yo sabía cómo funcionaba. Yo pensaba: “si Robert Plant es lo más, sé cómo reemplazarlo”.

¿El primer mandato de Bernie? “Basta de sombreros”. Bernie creía que no se veían de la mejor manera con el surtido de sombreros con los que a veces se adornaban para las sesiones de fotos, desde su partida, en el otoño boreal de 1978. Ése era el tipo de opinión arbitraria que hacía que los que lo rodeaban, gritaran por dentro.

En parte era un obsesivo del control; en parte era un matón escolar caprichoso; en parte era un visionario de la moda.

Sigue leyendo

“Redemption Song” – libro de Chris Salewicz sobre Joe Strummer. Capítulo 16.3

21 Dic

ESCRITO POR: Chris Salewicz (2007) – TRADUCIDO POR: Lepo MacStrummer.

16.3

El 13 de mayo, los Clash abrieron la pata europea de la gira 16 Tons, en Berlín. Joe sentía que Alemania ya estaba en una época de resurgimiento punk.

-Se había convertido en todo lo que no debía -dijo-. Nos enfrentamos a punks novatos con uniformes caros, de diseño, con cabezas de cemento, y sin oído.

Sigue leyendo